FICHA TÉCNICA

NOMBRE: ACEITE DE OLIVA

En la isla de Mallorca, el aceite de oliva es un producto que ha sido apreciado a lo largo de los siglos en su gastronomía. En el año 2002 se certificó la Denominación de Origen del aceite mallorquín, del que se producen más de doscientos mil litros anuales.

La superficie de cultivo del olivar es de unas mil ochocientas hectáreas y hay que remontarse a la época cartaginense para conocer su historia exacta.

En el siglo XIII Mallorca ya exportaba aceite al norte de África. Existen, a lo largo de la Isla, numerosos olivos centenarios que producen la aceituna mallorquina, picual y arbequina, variedades de las que se extrae el apreciado y denominado “oro líquido”. Las actuales plantaciones se concentran en la Sierra de Tramuntana, concretamente en la localidad de Caimari, donde se vivió, en los años cincuenta, un crecimiento de la exportación de carácter excepcional. Según el grado de maduración de las aceitunas en el momento de la recolección, existen dos tipos de aceite de oliva mallorquín: el frutado y el dulce.

El primero procede de la recolección más temprana y el segundo, de la más madura, lo que le otorga un color amarillo dorado, sabor dulce y sensación picante. Es ideal para el aliño de ensaladas o para la elaboración del preciado “Pa amb oli” mallorquín

Comentarios

Deja un comentario