FICHA TÉCNICA

NOMBRE: LA VUELTA DE LA LIEBRE

Es una de las rutas más conocidas de los amantes de las motos en Mallorca. Consta de 118 kilómetros de asfalto y dificultad baja, ya que las carreteras están en buen estado y conectan las poblaciones a visitar. Recibe el nombre de Volta de Sa Llebra (Vuelta de la Liebre) porque si miramos en un mapa el recorrido, acabaremos dibujando a este mamífero.

A través de esta ruta descubriremos magníficos paisajes de almendros, viñedos de destacadas bodegas y la tierra por excedencia dedicada al trabajo con el barro. El punto de partida lo iniciamos en la ciudad de la piel y los zapatos, Inca.

Desde allí nos dirigiremos Biniamar, Lloseta y haremos una pausa en Binissalem, tierra de vinos por excelencia, donde podemos aprovechar para tomar un tentempié. Después del descanso, continuaremos por la carretera que nos conduce a Alaró, en cuyo Puig podremos contemplar la antigua fortaleza del Castillo de Alaró. Santa María del Camí es nuestro siguiente destino, seguido de Marratxí, tierra de alfareros.

En el término de Marratxí vale la pena visitar Pòrtol, famoso por las figuras y ollas de barro típicas de la Isla. Cuenta con el Museo del Fang (Museo del barro), donde descubriremos el típico Siurell (una figurita con silbato que era utilizada por los pastores antiguamente para controlar el rebaño).

De Pórtol, tomaremos la carretera hacia Santa Eugenia, Lloret de Vistalegre y Montuïri, donde contemplaremos unas fantásticas vistas del Puig de Randa. En la carretera nos toparemos con numerosos restaurantes de cocina mallorquina en los que disfrutar de una suculenta carta de platos típicos. Finalizaremos nuestro recorrido pasando por Sant Joan, Petra, Ariany, Santa Margalida, Muro, Llubí e Inca, nuestro punto de destino final.

Comentarios

Deja un comentario