FICHA TÉCNICA

NOMBRE: RUTA DEL PLA

La zona del Pla de Mallorca comprende algunos de los municipios del centro de la Isla. Éstos esconden en su interior almendros, viñedos y  ganadería, que forman parte de la cultura del campo mallorquín.

Nuestra visita nos conducirá en primer lugar a Petra, un pequeño municipio agrícola donde durante el recorrido apreciaremos sus campos de cultivo. Justo en la carretera que conduce a Manacor, se puede visitar Sa Teulera, una explotación agraria que se dedica a la producción de hortalizas, cereales, carnes y fruta.

Se realizan visitas guiadas que explican cómo se elabora el queso de leche cruda o el pan payés. No faltará tiempo para las degustaciones antes de partir hacia Sineu, un bello pueblo en el que es interesante su centro histórico, repleto de importantes monumentos. En sus restaurantes y bares podemos probar una tapa típica en la zona, la sepia a la mallorquina.

Después de descansar durante unos momentos, el viaje gastronómico se dirige hacia Inca. Se trata de un municipio peletero y dedicado a la confección del calzado que posee importantes fábricas a visitar. Antes de marcharnos debemos probar las sabrosas galletas de aceite, conocidas en el mundo como galletas de Inca. La ruta del Pla nos conduce ahora por la antigua carretera hasta Lloseta.

Justo en una casa del siglo XVIII hallamos el Celler de Can Carnossa, un lugar donde se elaboran platos tradicionales mallorquines de recetas halladas en libros antiguos y transmitidas de generación en generación. El viaje finalizará en Binissalem, tierra de viñedos, donde se puede conocer la elaboración del vino mallorquín y visitar alguna de sus numerosas bodegas.

 

Comentarios

Deja un comentario